Radio oncólogo en Tijuana

Radio oncólogo en Tijuana – Dra. Sagrario Macías

Médico especialista con más de 6,000 pacientes atendidos. Reconocida por el Consejo Mexicano de Certificación en Radioterapia. Experta en el tratamiento efectivo del cáncer y tumores benignos y/o malignos en todos sus tipos


Basado en las opiniones positivas de los pacientes

  • Google

Proceso de Radioterapia

La evaluación para radioterapia se inicia con la consulta al radio-oncólogo como parte de la evaluación multidisciplinaria, en la que se revisa el diagnóstico y la etapificación de la enfermedad, se determina la necesidad de exámenes adicionales y se diseña el curso de tratamiento que puede incluir la combinación de radioterapia, quimioterapia y /o cirugía. Aproximadamente dos tercios de los pacientes se benefician de radioterapia en algún momento de su curso de tratamiento y la mayoría con intensión curativa.

El desafío para lograr un tratamiento efectivo comienza con la obtención de imágenes que permitan definir espacialmente la localización y extensión del tumor, la que se suma el examen físico que es especialmente útil para definir la extensión en áreas imagenológicamente no visibles, como la extensión tumoral en la mucosa.

La primera acción de la simulación es inmovilizar al paciente en una posición que permita su reproducción a lo largo de todo el tratamiento y además permita optimizar el acceso de los haces de radiación para una localización anatómica determinada. Esto se logra utilizando un TAC-simulador, que es un tomógrafo con una gran apertura para el paso del paciente, open board, lo que permite el posicionamiento óptimo. Para el posicionamiento e inmovilización se emplean elementos de fijación estándar o personalizados como las máscaras de plástico termolábil o los colchones de vacío, dependiendo del caso en particular. Para la optimización anatómica, por ejemplo en el caso de irradiación a pelvis, se posiciona el paciente en posición prona, boca abajo, en una colchoneta especial, bellyboard, que permite que el abdomen cuelgue desplazando el intestino por gravedad fuera de la pelvis.

Una vez posicionado el paciente, se toman las imágenes de TAC y se marca el paciente para poder alinearlo en la máquina de tratamiento. Dependiendo de la localización puede adquirirse diferentes series: sin contraste, con contraste endovenoso, con otros contrastes, en inspiración y espiración, con vejiga llena o vacía, etc. 

  • Definición de volúmenes de tratamiento.

Para la planificación deben usarse todas las formas de imágenes, TAC, RNM, PET-CT, que permiten mejorar la visualización del tejido tumoral y su relación con el tejido normal. Las diferentes formas de imagen son fusionadas a la imagen del TAC-simulador para permitir una correlación espacial óptima.

Las imágenes en conjunto con el examen físico son utilizadas por el radio-oncólogo para definir el tumor, volumen blanco llamado GTV (gross tumor volumen) y los órganos a riesgo que son los órganos sanos que están próximos al tumor. El radio-oncólogo debe definir además la extensión subclínica del tumor, no visible en las imágenes, llamada CTV (clinical target volumen) lo que requiere de criterio clínico del médico que debe tomar en consideración la correlación anátomo-patológica, las vías de diseminación basadas en la localización y tipo histológico, el drenaje linfático y los patrones de recidiva. Al CTV se le agrega un margen que toma en consideración los movimientos internos del cuerpo y las incertezas del posicionamiento diario, llamado PTV (planning target volumen).

  • Diseño y cálculo del tratamiento

Para diseñar el plan de radioterapia se utiliza un sistema computarizado de planificación. Inicialmente el radio-oncólogo define el volumen de tratamiento y los órganos a riesgo que debe proteger, la dosis total y el fraccionamiento y los límites de dosis a los órganos a riesgo. Esta información se le entrega al equipo de dosimetría y física para que desarrolle el plan. Al hacer el plan se optimiza la posición, el número, la dirección, la forma, la energía y la proporción de dosis para los haces o campos de radiación. El planificador calcula la distribución de dosis y presenta el resultado en forma gráfica sobre los volúmenes dibujados o en forma matemática mediante un histograma dosis volumen. La optimización del plan es un proceso iterativo entre el radio-oncólogo y el equipo de dosimetría hasta alcanzar el plan adecuado para el tratamiento.

  • Sistema de registro y verificación

La alta complejidad de los tratamientos de radioterapia hace indispensable el uso de sistemas computarizados que registren la información generada en el planificador, la lleven a la máquina de tratamiento y verifiquen que cada uno de los parámetros planificados sea reproducido. Para una máxima precisión cada variable es indexada y el sistema de verificación no permite el tratamiento si está fuera de rango. Por último el sistema de registro permite revisar los parámetros con que se hizo cada aplicación de radiación.

El paciente es posicionado en la mesa de tratamiento en la misma posición en que fue simulado. Se toman radiografías de verificación digitales con el acelerador lineal y se corrige la posición si es necesario. Para la verificación del posicionamiento se compara radiografías generadas por el TAC de simulación con las tomadas en el acelerador y mediante un sistema computarizado se alinean indicando cuál es la corrección en la posición de la mesa. Este procedimiento se conoce como radioterapia guiada por imágenes (IGRT).

A lo largo del tratamiento los pacientes son evaluados periódicamente por el radio-oncólogo. Los controles permiten verificar que el tratamiento se esté llevando a cabo de acuerdo al plan además de diagnosticar y tratar efectos adversos si estos ocurren. Los controles deben continuar después del término de la terapia para evaluar los resultados y tratar efectos adversos tardíos, que pueden aparecer años después de la radioterapia.

Lo que opinan mis pacientes

Dra. Sagrario Macías

Radio oncólogo en Tijuana

Soy especialista en Radioterapia. Estoy reconocida por el Consejo Mexicano en Certificación de Radioterapia y soy miembro de distintas sociedades referentes a mi área.

Constantemente curso adiestramientos para mantenerme a la vanguardia, y uso tecnología que beneficia a mis pacientes. He logrado ayudar a más de 3,000 pacientes a lo largo de mi carrera profesional en su lucha contra el cáncer.

Ubicación – Radio oncólogo en Tijuana

Av. Paseo del centenario 9580, Col. Defensores de Baja California, 22010 Tijuana, B.C.


Permíteme ayudarte en tu lucha contra el cáncer. Todo empieza con una llamada.

Radio oncólogo en Tijuana

La radio oncología es una rama de la medicina que se dedica al tratamiento del cáncer utilizando la radioterapia. En este artículo hablaremos sobre la importancia de la radio oncología en el tratamiento del cáncer, los diferentes tipos de radioterapia y cómo funciona la radioterapia.

¿Qué es la radio oncología?

La radio oncología es una especialidad médica que se encarga del tratamiento del cáncer utilizando la radioterapia. La radioterapia es una técnica que utiliza radiación ionizante para destruir las células cancerosas. La radioterapia se puede administrar desde fuera del cuerpo (radioterapia externa) o desde dentro del cuerpo (braquiterapia). La radio oncología es una disciplina multidisciplinaria que involucra a radiólogos, físicos médicos, dosimetristas y enfermeras especializadas en radioterapia.

¿Qué tipos de radioterapia existen?

Existen dos tipos principales de radioterapia: radioterapia externa y braquiterapia.

La radioterapia externa utiliza una máquina para enviar radiación ionizante desde fuera del cuerpo hacia el área del cuerpo que se está tratando.

La braquiterapia, por otro lado, implica colocar fuentes radiactivas dentro del cuerpo, directamente en o cerca del área que se está tratando.

¿Para quiénes es la radioterapia?

La radioterapia se puede utilizar para tratar una variedad de tipos de cáncer. La radioterapia se utiliza a menudo para tratar tumores que no se pueden extirpar mediante cirugía o para reducir el tamaño de los tumores antes de la cirugía. La radioterapia también se utiliza para tratar los síntomas del cáncer, como el dolor y la presión, y para prevenir la reaparición del cáncer después del tratamiento.

¿Cómo puede la radio oncología ayudar a los pacientes con cáncer?

La radio oncología puede ayudar a los pacientes con cáncer de varias maneras. Primero, puede destruir o reducir el tamaño de los tumores, lo que puede hacer que el cáncer sea más tratable. También puede aliviar los síntomas del cáncer, como el dolor y la presión. Además, la radio oncología puede ayudar a prevenir la reaparición del cáncer después del tratamiento.

Preguntas Frecuentes – Radio oncólogo en Tijuana

La radioterapia utiliza rayos X de alta energía o partículas cargadas para destruir células cancerosas y reducir el tamaño de los tumores. Se administra de forma externa, mediante una máquina que dirige la radiación al tumor, o internamente, mediante la implantación de semillas o fuentes radiactivas cerca del tumor.

La radioterapia se puede usar en diferentes etapas del cáncer, como:

  • Tratamiento curativo: para eliminar el cáncer por completo.
  • Tratamiento adyuvante: después de la cirugía o la quimioterapia para eliminar cualquier célula cancerosa que pueda quedar.
  • Tratamiento paliativo: para aliviar los síntomas del cáncer, como el dolor o la obstrucción.

Los dos tipos principales de radioterapia son:

  • Radioterapia externa: la radiación se administra desde una máquina que se encuentra fuera del cuerpo.
  • Radioterapia interna: la radiación se administra mediante la implantación de semillas o fuentes radiactivas dentro del cuerpo.

Los efectos secundarios de la radioterapia dependen de la dosis de radiación, el área del cuerpo que se trata y la sensibilidad individual del paciente. Algunos de los efectos secundarios más comunes son:

  • Fatiga
  • Náuseas y vómitos
  • Cambios en la piel
  • Caída del cabello
  • Dolor
  • Infertilidad

Es importante hablar con su médico sobre cómo prepararse para la radioterapia. Algunas de las cosas que puede hacer incluyen:

  • Informar a su médico sobre cualquier medicamento que esté tomando.
  • Dejar de fumar y beber alcohol.
  • Comer una dieta saludable.
  • Dormir lo suficiente.

La radioterapia generalmente se administra en sesiones de lunes a viernes, durante varias semanas. Cada sesión dura unos minutos. Durante la sesión, usted se acostará en una mesa mientras la máquina administra la radiación. No sentirá nada durante la sesión.

Es importante seguir las instrucciones de su médico después de la radioterapia. Algunas de las cosas que puede hacer incluyen:

  • Descansar lo suficiente.
  • Beber mucha agua.
  • Cuidar su piel.
  • Evitar la exposición al sol.

Los resultados de la radioterapia dependen del tipo de cáncer, el estadio del cáncer y la salud general del paciente. En general, la radioterapia es un tratamiento eficaz para muchos tipos de cáncer.

Los riesgos de la radioterapia son generalmente bajos. El riesgo más grave es el desarrollo de un segundo cáncer. Sin embargo, este riesgo es bajo y se reduce con el tiempo.

¡Agenda una cita!

Para programar una consulta o para despejar tus dudas, puedes llamar a nuestro teléfono.