Síntomas

Síntomas

¿A qué signos prestar atención?

Aparición de un bulto o nódulo: puede ser un signo de cáncer o una enfermedad benigna. Se recomienda buscar atención médica si se nota un bulto o nódulo nuevo o si un bulto existente cambia en tamaño o forma.

Un dolor persistente: el dolor que dura más de dos semanas es considerado persistente. Puede ser un signo de cáncer u otra enfermedad y debe ser evaluado por un médico.

Una herida o úlcera que no cicatriza (incluyendo las úlceras de la boca): puede ser un signo de cáncer de piel, cáncer de boca o de otro tipo de cáncer. Si una herida o úlcera no cicatriza después de dos semanas, se debe buscar atención médica.

Una mancha o lunar que cambia de forma, tamaño y/o color: puede ser un signo de cáncer de piel. Si una mancha o lunar cambia, crece o sangra, se debe buscar atención médica.

Lesiones en la piel que han aparecido recientemente y siguen creciendo: pueden ser un signo de cáncer de piel u otra enfermedad. Se debe buscar atención médica si una lesión en la piel aparece y no cicatriza, o si crece y cambia de forma.

Sangrado o hemorragias anormales: pueden ser un signo de cáncer de colon, cáncer de cuello uterino o cáncer de endometrio, entre otros. Si se experimenta sangrado fuera del período menstrual o cualquier otro tipo de hemorragia anormal, se debe buscar atención médica.

Sangrado menstrual anormal: períodos menstruales que son más abundantes o duran más de lo normal pueden ser un signo de cáncer de útero o de otro tipo de cáncer. Si se experimenta un sangrado menstrual anormal, se debe buscar atención médica.

Cambios en los hábitos urinarios o intestinales: cambios en los patrones de la micción o de la defecación pueden ser un signo de cáncer de vejiga, de próstata o de colon. Si se experimentan cambios en los hábitos urinarios o intestinales, se debe buscar atención médica.

Pérdida de peso no justificada: una pérdida de peso no justificada puede ser un signo de cáncer o de otra enfermedad. Si se experimenta una pérdida de peso sin haber hecho cambios en la dieta o el estilo de vida, se debe buscar atención médica.

Consulta cuando se tienen antecedentes familiares: si hay antecedentes familiares de cáncer, es importante hablar con un médico sobre los factores de riesgo y las opciones de detección temprana.

¡Agenda una cita!

Estás en buenas manos. Todo estará bien. Despeja tus dudas con confianza llamando a este teléfono.